DESCARGA GRATIS EL CURSO COMPLETO DE CETOGÉNICA PARA PRINCIPIANTES!

Cómo Dejar la Píldora Anticonceptiva (Sin Efecto Rebote)

No hace mucho publicaba un post muy completo sobre la VERDAD de los métodos anticonceptivos hormonales (la píldora incluida y todos los demás) y sus riesgos para la salud de las mujeres. 

Y una de las preguntas que más me han formulado desde la publicación de ese post es:

¿Cómo dejar la píldora anticonceptiva sin efecto rebote?

 

Hagamos un pequeño resumen aquí de qué hace la píldora y, por tanto, por qué vas a tener un efecto rebote cuando la dejes:

  1. La píldora NO regula NADA. Lo que hace la píldora es darle a tu cuerpo hormonas sintéticas (esteroides) con una potencia muy superior a la de tus hormonas naturales. Esto hace que tu cuerpo deje de producir tus propias hormonas por lo que la píldora APAGA por por completo tu ciclo hormonal natural. Repito: no lo regula, lo apaga.
  2. Básicamente es como si estuvieras conduciendo un coche y, en mitad del camino, se enciende la luz de emergencia en el panel de luces. Tú, en lugar de aparcar y mirar qué le pasa al motor, paras, pones cinta aislante sobre la luz para no tener que verla más y sigues conduciendo ignorando por completo que el problema sigue ahí y que por cada milla que continúas sin arreglarlo, se va haciendo peor.
  3. El día en que dejes de tomar la píldora dos cosas van a pasar (que son las responsables del efecto “rebote”):
    • El problema que estaba ahí desde el principio y NO está resuelto (porque la píldora no resuelve ni regula nada) vuelve multiplicado por el tiempo que ha pasado empeorando (cuando la luz se encendió en tu coche, el motor estaba un poco afectado, pero ahora, tras millas conduciendo sin arreglarlo, cuando abres el motor sale humo y chispas)
    • Tu ciclo hormonal ha estado apagado durante tanto tiempo que tu cuerpo tiene que volver a aprender a producir sus propias hormonas y a veces se queda atorado sin ser capaz de reestablecer la comunicación entre hipotálamo, pituitaria y ovarios (causando la falta de periodos y ciclos hormonales). El cuerpo es increíblemente resiliente y casi siempre va a ser capaz de volver a la homeostasis si se lo permitimos (repito: si se lo permitimos!). Pero no es de un día para otro. El ritmo de sanación es lento y esto puede hacer que una mujer no sea capaz de volver a regularse por sí sola hasta pasados incluso 2 años. Y si a eso le añades que quizás has dejado la píldora en tus 30 y que es posible que haya sido porque querías quedarte embarazada, la espera puede resultar demasiado larga.

 

Muchas mujeres, desesperadas porque no pueden quedarse embarazadas, se meten entonces en tratamientos de fertilidad que son otra bomba para su sistema hormonal y del que van a tardar otros tantos años en recuperarse. Y así hasta llegar a la perimenopausia (alrededor de los 40) que trae ya de por sí otro cambio hormonal nuevo.

Las consecuencias de este medicamento con las que tendremos que lidiar por muchos años son muchas y bien documentadas:

  • Exceso de estrógeno
  • Falta de testosterona
  • Falta de ovulación (por lo tanto ausencia de progesterona)
  • Trombosis y embolias
  • hipertensión
  • Pólipos y quistes en senos, útero y ovarios
  • Depresión y/o ansiedad
  • Infertilidad
  • Osteoporosis y sarcopenia
  • Bajos niveles de vitaminas del grupo B y vitamina D (ambas carencias ligadas a muchos tipos de cánceres y enfermedades degenrativas y neurológicas)
  • Anemia
  • Y un larguísimo etc.

 

Como ves, usar estos métodos anticonceptivos hormonales puede llegar a afectarnos casi por el resto de nuestra vida.

Yo no podría estar más de acuerdo con que prácticamente ninguna mujer debería tomarla y yo misma no la tomo. Pero obviamente yo no puedo decirte en un post de mi blog que tomes o dejes de tomar una medicación. Eso es decisión tuya y depende de ti. Lo que sí puedo hacer es informarte de la verdad de lo que está pasando en tu cuerpo, de sus efectos secundarios y de tus alternativas.

Y explicarte en el vídeo de hoy cómo dejar la píldora para que los efectos secundarios sean mínimos y puedas recuperar tu equilibrio hormonal natural lo antes posible.

 

Recuerda que tanto si quieres quedarte embarazada como si quieres prevenir el embarazo (y eres un mujer adulta en una relación monógama y sólida) puedes usar el Método Científico del Conocimiento de la Fertilidad (el mismo que uso yo ya por mucho tiempo)

Y si eres joven y/o no tienes una relación estable, simplemente, ¡usa métodos de barrera! (Son además los únicos que van a protegerte de las ETS).

Si además quieres aprender a comer Low Carb o Keto para sanar tu metabolismo, hormonas (incluyendo la tiroides), diabetes, SOP, resistencia a la insulina, hipoglicemia... únete a mi Reto Keto aquí. Si estás interesada en mi protocolo personalizado de 3 pasos para recobrar la salud hormonal y la fertilidad (incluso si no quieres tener hijos, es tu seguro de salud!) o necesitas ayuda con intolerancias alimentarias solicita una consulta conmigo en la sección de CITAS AQUÍ o escríbeme un email a ximena@functionalfemaleforce.com

CONECTA CONMIGO!

CONOCE A XIMENA!

Terapeuta nutricional titulada, experta en Planificación Familiar Sin Hormonas y deportista fat fueled! A través de sus estudios en terapia nutricional, hormonas femeninas y fertilidad, Ximena ha ayudado a decenas de personas a optimizar su ADN, salud, hormonas, fertilidad y peso, deshaciéndose de la enfermedad. Ximena adapta la alimentación Keto/Low Carb a las mujeres con su protocolo Keto-Evolucionada® y se auto confiesa abanderada de los ciclos femeninos REALES y guerrera contra el azúcar!